EMPRENDIMIENTO

Emprender es crear. Por eso, esta sección está dedicada al mundo del emprendimiento; te daremos tanto consejos como testimonios de aquellos que han tenido éxito para ayudarte a que tú también seas Auge, seas emprendedor.

Ellos enamoraron Shark Tank México con sus productos naturales de cuidado personal

Por Yanin Alfaro

En esta edición de Emprendimiento, te traemos a dos emprendedores mexicanos que han ganado en corazón de los inversionistas de Shark Tank México con unos productos naturales hechos 100% en México.

Ximena Mora y Omar Landa, fundadores de Rayito de Luna, se convirtieron en emprendedores inspirados en otros emprendedores. Los productores de televisión encontraron esta inspiración mientras trabajaban en una serie que se llamó Yo creo en México, donde entrevistaron a gente que estaba cambiando al país con sus proyectos sociales.

En 2012, la semilla emprendedora se sembró en estos esposos que encontraron un área de oportunidad en el mercado del cuidado personal. Ellos querían elaborar productos hechos a mano con ingredientes naturales sin utilizar químicos.

“No encontrábamos nada que fuera cien por ciento natural, a pesar de que hay muchas marcas que se venden como naturales, pero la verdad es que el 90% de las marcas de cuidado personal usan aceites minerales, derivados de petróleo y químicos sintéticos que nosotros queríamos evitar para mejorar nuestra calidad de vida”, declara Ximena en entrevista con Entrepreneur en Español.  

Así, Ximena comenzó haciendo jabones a mano con una técnica de prensado en frío con aceites naturales bajo la marca Rayito de Luna, nombre inspirado en la canción romántica de esta pareja de emprendedores.

Durante dos años, ambos trabajaron en la formulación de sus productos elaborados con ingredientes naturales. Omar utilizó los conocimientos que adquirió en unos semestres en la Facultad de Química de la UNAM. La inversión inicial fue de alrededor de 100 mil pesos proveniente de los ahorros de ambos.

Las materias primas provienen de pequeñas comunidades, específicamente de 30 familias productoras de aceite de coco, jojoba, almendras dulces y aguacate, cera de abeja, manteca de cacao y aceites esenciales originarios de los estados de Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Sonora, Tabasco y Chiapas.  

En 2015, Rayito de Luna se constituyó legalmente y además de los jabones bajo esta marca lanzaron dos líneas de productos bien delimitadas para mujeres y hombres: Ms. Lady y Mr. Man.

Actualmente Rayito de Luna tiene una gama de 25 productos, entre jabones, shampoos, tónicos, cremas y ceras para el cabello.

Antes de formalizarse los emprendedores vendían sus productos entre sus amigos y conocidos, pero luego comenzaron a darse a conocer a través de redes sociales en donde para posicionar sus productos crearon una comunidad en Facebook en la que se ofrecen consejos de cuidado personal.

El lanzamiento de Mr. Man coincidió con el boom de las barberías y la preocupación de los hombres por verse bien.

 “Fue más difícil posicionar la marca con las mujeres porque al haber más alternativas ellas tenían que probar primero los productos para convencerse”, confiesa Ximena.

Hoy, Rayito de Luna se distribuye a través de mayoristas y distribuidores de productos de cuidado personal, tiendas de productos orgánicos y naturales y salones de belleza, canales en los que ofrece precios competitivos frente a la competencia nacional e internacional.