DEJANDO HUELLA

En esta sección se busca a una persona que no necesariamente sea emprendedora, pero que sí haya contribuido a la sociedad potosina, tanto como comercial, cultural o socialmente.

Nomadarte: bitácora fotográfica de viaje por un continente

Por Ulises Hernández

Nomadarte nace en 2007. Su principal objetivo es conocer el mundo, sus colores, sus texturas, sus formas. Retratarlo de inicio a fin, desde cada polo, para, así, apreciar el lugar común que habitamos: la tierra.

Gustavo y Cynthia comenzaron a viajar luego de que iniciaron su vida como pareja. Viajaron a Cuba, compartieron un pedacito de sus vidas, descubrieron que esa experiencia juntos marcaría sus vidas… y el resto es historia. Desde ese momento, ambos supieron que lo suyo sería viajar, conocer y retratar este hermoso lugar que, actualmente, cuenta con más de 7.53 miles de millones de habitantes (2017).

Cuba fue el primer paso para esta pareja que, hasta el día de hoy, ha viajado por todo el mundo. Decidieron ahorrar un año para salir al siguiente y comenzar la gran travesía colorida y llena de hermosos paisajes que nos comparten en su cuenta de Instagram. Un vocho fue su aliado para dar el primer paso; sin embargo, ellos deseaban comprar una combi para vivir el sueño al cien, pero el vochito fue el medio de transporte perfecto.

Luego de posponer la fecha para iniciar el viaje, se llegó el día: el 13 de julio de 2013; es decir, ya son siete años de esta gran travesía llamada Nomadarte. Ser nómadas y concentrar la energía positiva en aprender del mundo fue su principal aliciente. 

No obstante del placer que significaría el viajar en pareja, su camino debía tener una causa: el ayudar a las zonas con focos rojos que se fueran encontrando, como zonas marginadas o con problemas socioeconómicos crónicos. 

Como todo proyecto, fue mutando, ya que después de poner su granito de arena con las comunidades mencionadas, tuvieron la idea de impartir talleres de fotografía, los cuales eran una de sus misiones para ayudar a la sociedad. Todo esto fue pensado, obviamente, para que el sentido y la razón de ser de su trayecto no fuera quedando en el olvido y se convirtiera en un viaje más en sus vidas. Sus alumnos, principalmente niños, fueron aprendiendo fotografía análoga. Al final del taller se organizaban exposiciones y se les otorgaba un diploma. Sin duda, una labor altruista íntegramente noble de parte de Gustavo y de Cynthia. 

Para este 2020, planean regresar a México. Siempre de la mano del viaje piensan seguir compartiendo y dar tips sobre cómo viajar, qué comer, a dónde ir, incluso cómo saludar en determinado lugar al que se planee ir.

A lo largo de siete años, conocieron todo el continente americano a través de dos coches: el vocho y una combi. Desde La Patagonia hasta Alaska es como este proyecto ha tenido vida. 

No hay nada que los haga más felices que compartir esta experiencia con todas las personas que los siguen en sus redes sociales (principalmente Instagram) y página de Internet, en la cual, en ocasiones, escriben una especie de bitácora fotográfica de viaje sobre lo que han visto, comido y, claro, soñado.

A final de cuentas, para eso es lo que viven: para viajar y para ayudar al entorno en el cual se están desenvolviendo a través de sus viajes. Es decir, dejar la huella altruista en cada paso que dan alrededor del mundo.

En esta edición impresa, nuestra sección Dejando Huella se honra de presentar a Cynthia Gámez y Gustavo Alonso con su megaproyecto Nomadarte, mismo que se ha convertido en toda una experiencia para esta pareja que, desde hace siete años, ha viajado por todo el continente americano. ¡No te los pierdas y lee más sobre este magnífico sueño compartido!