DE EMPRENDEDOR A EMPRESARIO

Esta sección nace por la necesidad de dar a conocer a aquellos empresarios que, hoy por hoy, sean significativos para el ámbito empresarial de San Luis Potosí.

Ellos querían hacer robots y ahora venden máquinas únicas a grandes marcas

27 enero 2020

Pese a que su intención era crear robots, este emprendimiento dio un giro hacia la maquinaria personalizada, aprovechando la versatilidad y especialización de su equipo.

Antes de empezar a vender maquinaria para la industria, de fabricar equipo único para demandas específicas y de automatizar los procesos que, como consumidores, son difíciles de imaginar, los creadores de V&C Robótica se dieron un fuerte golpe de realidad cuando identificaron que las demandas del mercado no eran las que ellos presupuestaron.

“Originalmente queríamos centrarnos en vender robots, de ahí el nombre de la empresa; sin embargo, al ir conociendo a los clientes, surgían otras cosas y nos tuvimos que ir adaptando a las necesidades”, dice Guillermo Villarreal.

Erik Cruz y Guillermo Villarreal son ingenieros. Se conocieron desde su etapa universitaria, en el Tec de Monterrey, donde fabricaron un robot con el que llegaron a concursar y obtener reconocimiento a nivel nacional.

Para saber más: Creó su propia revista digital a los 19 años, y a la par, trabaja en una compañía global de alimentos con más de 2,000 marcas.

Más allá de la notable experiencia y de aplicar sus conocimientos en un desarrollo tecnológico, los jóvenes vieron la oportunidad de crear un negocio, o al menos así lo creyeron.

“Los robots son muy difíciles de vender. Tiene que estar muy bien justificado el ahorro para las empresas, porque se trata de inversiones muy altas”, dice Villarreal.

Los socios salieron a buscar empresas para ofrecerles robots hechos a la medida. Ahí se percataron de que las organizaciones no estaban tan dispuestas a soltar estas inversiones, y cuando así sucede, ya hay competidores globales con demasiada ventaja sobre los emprendimientos mexicanos.

Las marcas japonesas, alemanas, danesas, chinas e incluso francesas han tomado una ventaja considerable dentro de las industrias que dominan la compra de robótica en el país, como la manufacturera y, en específico, la automotriz.

De acuerdo con una nota del periódico Milenio, México es el país de la región que más robots industriales importa y el quinto en todo el mundo (importaciones con valor de 209 millones de dólares en 2017), por lo que el desarrollo y la creación de este tipo de equipamiento en el país está lejos de tener una buena salud como industria.

Una oportunidad distinta

Aunque se cerró prácticamente la puerta que V&C Robótica esperaba ver abierta, los emprendedores también vieron una posibilidad para dar un giro de timón a su proyecto.

“Las empresas siempre tenían una necesidad de maquinaria. Lo que nos mantuvo en el negocio fue la versatilidad para adaptarnos a ellos”, dice Villarreal.

Desde entonces, el proyecto de Cruz y Villarreal, que ya cumple nueve años en el mercado, decidió abastecer a la industria de esas máquinas que no existían, pero que les hacían falta.

 “Nos acercamos, por ejemplo, a una empresa que hace tapas para envases, que nos pidió un sistema para inspeccionar que cada pieza estaba bien terminada; luego fuimos con otra que nos pidió una vending machine para café en cápsulas”, cuenta el emprendedor.

El negocio empezó a despuntar relativamente en los últimos tres años, en los que han logrado posicionar 180 máquinas para diferentes industrias: retail, alimenticia, manufactura.

Sin embargo, el camino de los robots sigue siendo complejo. Han logrado vender cuatro robots en nueve años, y esperan seguir en el negocio de la robótica, que, finalmente, fue lo que inspiró a la empresa.

V&C Robótica se ha diversificado para incrementar su cartera de clientes. Un ejemplo son las compañías que le han pedido inventar una máquina que pueda ensamblar dos piezas prefabricadas (sucede en la industria del plástico principalmente), o cuando buscan una máquina expendedora que además de ofrecer el producto pueda mejorar la experiencia del usuario (para clientes dentro del retail).